Tiempos de pandemia.
Por: Saraí Jiménez Orozco

moctum


Pertenezco a la comunidad de San Marcos Moctum, Totontepec Villa de Morelos. Comunidad ayöök de la parte alta de los mixes. Estudio el sexto semestre de la licenciatura en Administración y Desarrollo Sustentable, en el Instituto Superior Intercultural Ayuuk.
Llegué a mi comunidad hace aproximadamente dos meses, después de que se cancelaran las clases presenciales, para pasar a la modalidad en línea. Primer obstáculo, la conexión de internet vía wifi. Sí, porque en la comunidad no contamos con cobertura telefónica, solo fichas wifi, situación que se vuelve más compleja.


Al principio me estresaba mucho porque la conexión es muy lenta y no podía ir al corriente con las clases virtuales que impartían los profesores. En ocasiones expuse mi caso a varios docentes, hubo algunos quienes comprendieron y buscaron otras formas de trabajar. En fin, semestre aprobado.
Lo bueno, dijera mi mamá es que me encuentro en mi comunidad, mi hogar y siempre hay alguna ocurrencia para sobresalir de los obstáculos. Y también muchas cosas que hacer… 
Ayudo a mi mamá en los quehaceres de la casa, en la cocina, en su huerto, sembrando, limpiando y aprendiendo. En las tardes suelo ir a la casa de mi abuelita, para acompañarla, platicar con ella, ayudarla a desgranar mazorcas o simplemente para pasarla bien.
baileDesde hace varios días observaba que la mayoría de los niños y las niñas de la comunidad están desesperados, ya quieren regresar a clases. Decidí pasar tiempo con ellos, por las tardes y mañanas jugamos basquetbol, danzamos y bailamos. Es muy divertido y lo más importante es que a ellos y ellas les gusta y se entretienen. Dicen que no se cansan. Les encanta, varios argumentan que no encuentran muchas cosas que hacer, porque la mayor parte su tiempo la pasaban en la escuela.
Los días siguen pasando y se escucha más preocupación entre las personas por la pandemia. El municipio ha tomado medidas drásticas junto con sus agencias, incluyendo Moctum. Han cerrado los caminos y carreteras que conecta con las demás comunidades y el exterior. No hay salidas, ni entradas, solamente cuando se trate de algo urgente. Los precios de los productos se han incrementado. Muchas personas han perdido su trabajo y aún no hay claridad de quien nos provee de productos hasta que la orden sea levantada.
Es tiempo de siembra y la única opción es hacer mano vuelta con las mismas personas de la comunidad para que todos puedan sembrar y terminar a tiempo.

 

 

Back to Top